En una entrevista publicada este miércoles por el portal brasileño de entretenimiento UOL, el dibujante Rafael Albuquerque ahondó en el tema de la portada variante para ‘Batgirl’ #41, misma que a solicitud suya y del equipo creativo de la serie ya no será publicada, explicando sus razones para solicitar que no fuese utilizada.

    Rafael Albuquerque
    Rafael Albuquerque es el artista detrás de la polémica portada

    UOL – ¿Crees que tu portada haya sido malinterpretada?

    Rafael Albuquerque – Creo que se han dado diversas interpretaciones de la portada. Pero el problema no es la portada misma, sino el cómic en que habría de ser publicada. Una serie dirigida a una audiencia adolescente y femenina no debería tener una portada como ésta. Sin importar quien tenga la razón, la portada que hice no cumplía su propósito.

    UOL: Hace 25 años la clásica “Batman: The Killing Joke” mostraba un mayor grado de violencia hacia Batgirl que tu portada. ¿Crees que la gente haya criticado tu trabajo sin conocer el material original?

    RA: No lo sé. Creo que quienes conocen “Ther Killing Joke” entienden el punto. Pero los jóvenes de entre 14 y 17 años no tienen ninguna obligación de conocer esa historia, y tanto yo como DC, aún sin intención, nos equivocamos al pensar que esa imagen era apropiada.

    UOL: La portada fue retirada por solicitud tuya, pero ¿en algún momento fuiste presionado en ese sentido por algún sector o alguien dentro de DC?

    RA: No, fue iniciativa mía. Veo que hay mucha gente comentando sobre la libertad de expresión y sobre cómo cedí a la presión. Siempre he defendido a las minorías. Moralmente creo que esa es la forma correcta de actuar. No creo que un comic que busca elevar la autoestima de las mujeres deba incluir una imagen que apunte a lo contrario. En algún otro comic la imagen podría tener sentido, pero no en la actual serie de Batgirl. La libertad de expresión también implica no decir lo que no quieras decir, y ese fue el derecho que ejercí aquí.

    UOL: En estos días hay muchos cuestionamientos acerca del contenido de los cómics en temas como el exceso de violencia o la sexualización de las mujeres. ¿Te parecen válidos estos cuestionamientos? Y de ser así, ¿crees que se exagera con ellos, limitando la libertad creativa de artistas y escritores?

    RA: Me parece que son completamente válidos. En términos generales, la industria del comic siempre ha sido machista. Estamos acostumbrados a ello, pero este es un momento de apertura en la industria. Es importante revisar nuestras posturas y valores. Creo, más allá de cuestiones individuales, que el respeto y el diálogo son esenciales para evitar una división en la industria. En este caso mi bandera es el respeto.

    UOL: ¿Cuál te gustaría que fuese el legado de esta situación?

    RA: Creo que, sin importar la postura de cada quien respecto a la portada, ya sea que se dé prioridad al feminismo o a la libertad de expresión, es importante aprender a escuchar. Hay que entender a aquellos que piensan diferente a uno. Ponerse en el lugar del otro y considerar lo que se está diciendo. Las discusiones en internet tienden a convertirse en berrinches infantiles de uno u otro lado. Por eso la gente pierde interés en las cosas. Creo que la crítica siempre es bienvenida, pero el respeto hacia los creadores, hacia quien publica las cosas y hacia quien piensa diferente, es lo que da validez a esas críticas. La libertad de expresión no puede limitarse sólo a lo que te gusta o quieres. La libertad también implica responsabilidad.


    Entrevista publicada originalmente en Entretenimiento UOL
    Traducción | Alberto Calvo | Twitter Albion2112